La voz de los estudiantes

Jenniferさん

Hong Kong

Mi experiencia en la ‘Escuela de Idiomas de Hokkaido ha sido todavía mejor de lo que había imaginado. Desde pequeña siempre he sido una fanática de la cultura japonesa, antes incluso de haber puesto un pié en Japón. Mientras hacía planes para el verano, la idea de pasar una corta temporada en Japón surgió repentinamente en mi cabeza, así que empecé a hacer algunas búsquedas en la red. En un primer momento pensaba en un viaje con mochila o en alojarme en casas de huéspedes. Empecé rellenando y enviando muchos formularios y me quedé esperando respuestas. La de la Hokkaido JaLS fue la más encantadora y rápida de todas las que recibí. En vez de los tediosos formularios que tuve que completar para otras escuelas, me bastó con un fácil test online adaptado especialmente para mi propio nivel. La Hokkaido JaLS tiene muchos programas específicos e interesantes diseñados para sus estudiantes. El horario es realmente flexible. Los cursos comienzan todos los lunes y las licenciaturas tienen lugar los viernes, independientemente de si has elegido un curso de una semana o un mes, siempre es el mismo proceso. Las aulas son pequeñas y con pocos alumnos, estudiantes provenientes de todo el mundo. Las clases fueron mucho más interesantes de lo que había esperado, incluyendo divertidos proyectos como entrevistas a gente local, diseñar nuestras propias octavillas y aprender japonés jugando con la Wii. ^^

La ‘Escuela de Idiomas de Hokkaido pone también mucho énfasis en el intercambio cultural y en los intereses particulares de cada alumno. Estudiábamos japonés hasta mediodía y por la tarde podíamos elegir entre diferentes actividades, dependiendo del curso que hubiésemos elegido. El mío era sobre cultura tradicional y moda. Tuve la oportunidad de aprender algo sobre la técnica tradicional de arreglo floral (Kadou), la ceremonia del té, Matsuri (Festival japonés) y sobre cómo llevar la Yukata (vestido tradicional). Durante mi tiempo libre exploré Sapporo y experimenté su cultura en compañía de otros muchos estudiantes de japonés. Aunque vine sola a Hokkaido siempre me sentí acompañada. Formé parte de la cálida comunidad de la Hokkaido JaLS e hice amigos para toda la vida. Estas dos semanas en la Hokkaido JaLS me han aportado experiencias y conocimientos que no habrían sido posibles en una escuela tradicional. ¡Nunca olvidaré el verano pasado con la Hokkaido JaLS!.

¡Estoy segura de que volveré a Sapporo para ver a mis amigos!

Trevorさん

Canadá

‘Escuela de Idiomas de Hokkaido es una maravillosa escuela de japonés especializada en el desarrollo de las capacidades orales. A diferencia de otros cursos de japonés, en este la atención se centra principalmente en aportar al alumno destrezas comunicativas, además de conocimientos de gramática y escritura. Esto se consigue no sólo con la elección de material de enseñanza y el pequeño tamaño de las aulas, sino también a través de las frecuentes actividades extra-escolares. La escuela sale literalmente a la calle como método para conseguir que los alumnos practiquen todos los días después de las clases con una combinación de visitas guiadas por los profesores y alojando a los alumnos con familias, en residencias con otros estudiantes o en casas de voluntarios locales.

El propio Hokkaido invita por sí mismo a realizar actividades fuera de clase gracias a un privilegiado entorno natural como montañas que apreciarán los amantes del esquí, los campos de flores, los pintorescos pueblecitos que rodean a la ciudad y espectaculares paisajes marinos. Las actividades extra-escolares como la ceremonia del té, el teñido de kimonos, la elaboración de “soba”, las visitas a los templos, etc,.. son también un excelente medio aprender japonés en contacto con la cultura del país.

La inclusión de voluntarios como estudiantes o visitas a familias locales fue también una inesperada sorpresa, ofreciéndome una estupenda oportunidad para hacer nuevos amigos y mantenerme en contacto con la comunidad de Sapporo y la lengua japonesa mucho tiempo después de haber vuelto a casa. Por cierto, Sapporo en verano es soleado pero fresco, el mejor lugar para sortear el húmedo calor que reina en el resto de Japón. Resumiendo, la Hokkaido JaLS tiene magníficos y hospitalarios profesores que realmente van mucho más allá de sus obligaciones estrictamente personales para conseguir una inmersión lingüística en el japonés que se habla en Japón y además te divertirás un montón. Definitivamente muy recomendable.

Dorotheeさん

Alemania

Reconozco que cuando llegué por primera vez a Japón estaba algo preocupada por mi falta de habilidades con la lengua japonesa, pero después de sólo unas horas en la ‘Escuela de Idiomas de Hokkaido empecé a sentirme como en mi propia casa. No sólo los profesores me recibieron con los brazos abiertos. También los otros estudiantes y mi familia de acogida. Gracias al pequeño tamaño de las aulas, aprender japonés se convirtió para mí en algo sorprendentemente sencillo. Siempre me llamó la atención la capacidad de los profesores para impartir la lección completa en japonés con tan poco vocabulario. Debido a las diferentes nacionalidades de los alumnos, el japonés era la única lengua que todos comprendían y la que utilizábamos en la mayoría de las conversaciones. La gran variedad de actividades complementarias ofrecían un espacio perfecto para practicar hablando con otros, incluso para aquellos con un nivel de principiante. Estas actividades daban a los estudiantes la oportunidad de aprender algo sobre sus respectivas culturas y sobre la bonita naturaleza que Hokkaido ofrece a sus visitantes.

Liseさん

Francia

Cuando llegué a Japón con mi visa de turista no tenía ni idea de lo que iba hacer aquí y entonces, de repente, la Hokkaido JaLS se cruzó milagrosamente en mi vida: ¡fue mi salvación!.

En Francia no era posible encontrar cursos en mi región para el nivel medio-avanzado de japonés, así que la JaLS me ha dado una oportunidad fantástica para mejorar. Mi punto débil son los kanji. No puedo recordarlos aunque practique a diario. En la JaLS conseguí aprender 5 nuevos kanjis al día más el vocabulario, ¡cientos de palabras nuevas durante mi estancia!.

Además he disfrutado realmente con las actividades después de clase como “snow rafting”, la visita al zoo de Asahiyama, la fiesta “nabe”,…¡me he enamorado del invierno de aquí!.

La JaLS tiene estudiantes provenientes de todo el mundo, así que he hecho un montón de amigos. Descubrí aspectos de la cultura japonesa y de otros países por el precio de un sólo viaje.

Por último me queda decir que lo mejor de la JaLS es sin duda la gente que trabaja allí: son amables, simpáticos, abiertos de mente y ponen mucho empeño en lo que hacen. Se muestran siempre dispuestos a escucharte y a hacer todo lo posible para ayudarte. Fueron como una gran familia para mí y no les olvidaré nunca. Para aquellos que todavía duden, creedme, ¡esta escuela mola!.

Abbieさん

Taiwan

Conocí la ‘Escuela de Idiomas de Hokkaido a través de mi escuela en Taiwán. Me interesó esta escuela porque no se requiere un alto nivel del idioma japonés para realizar las actividades propuestas. Cuando llegué aquí por primera vez la encontré diferente de las demás escuelas. La decoración de las instalaciones escolares dan a la gente una sensación muy cálida. Con la ayuda del personal de la escuela y otros estudiantes pasé mi tiempo en Sapporo sin ningún problema. Las actividades escolares eran interesantes y con ellas te podías hacer una idea de algunos aspectos de la cultura japonesa. Por otro lado, compañeros de clase venían de diferentes países, así que he podido hacer amigos de diferentes nacionalidades.No me esperaba un progreso tan asombroso en sólo dos semanas y disfruté mucho el tiempo que pasé aquí. He decidido seguir estudiando japonés después de regresar a Taiwán.¡¡¡Voy a echar de menos a los profesores y amigos que he hecho aquí!!!

Sandraさん

Taiwan

“Extremadamente frío”, esto es lo único que había oído sobre Hokkaido. Sin embargo, cuando vi caer la nieve, supe que este sitio me iba a encantar. Era la primera vez que estudiaba en el extranjero. A pesar de ello, me sentí como en casa. Sojiro-sensei y Rieko-sensei organizaron una serie de actividades que me dieron muchas oportunidades para entender y experimentar la cultura japonesa. También he aprendido mucho relacionándome con mis compañeros.

En solo dos semanas aquí me he enamoré completamente de Sapporo. Es una ciudad muy fría en invierno, pero la vida aquí ¡hace que me sienta realmente viva!

Me gustaría agradecer a la Hokkaido JaLS su eficaz organización, gracias a la cual todo resultó muy fácil, a pesar de que era mi primera visita a esta ciudad. Espero volver a Hokkaido próximamente.